Piensa antes de hablar. Lea antes de pensar.

Los libros rompen los grilletes del tiempo: prueba de que los humanos pueden hacer magia.